En Comex encontrarás variedad en pinturas para diferentes espacios y usos y es por eso, en esta ocasión queremos contarte sobre cómo pintar una habitación con pasos fáciles para lograr un trabajo profesional con perfectos detalles.

-Protege las zonas para evitar que se manchen: Debes tomar en consideración un espacio donde colocar los productos, mubles y espacios de la habitación, despejar las paredes y proteger todas las zonas que puedan ensuciarse al pintar, puedes colocar todos los muebles, cuadros, artículos de decoración juntos al centro de la habitación cubiertos por plásticos, o cubre los contactos con cinta.

-Cubre agujeros y grietas con masilla: Tapa todos los agujeros
o grietas que tengas en las paredes de la habitación, utilizando masilla para llevar a cabo estos arreglos. Terminando de rellenar, pasa la lijadora para dejar la superficie totalmente lisa y limpia con un trapo húmedo para eliminar el polvo que se haya podido generar al lijar.

-Aplica imprimación sobre la pared: Es importante ayudar a la pintura a que penetre de forma eficaz en la pared, así evitarás que se resquebraje posteriormente. Aplicar una imprimación especial sellada al agua sobre la pared, consulta con nuestros asesores o pregunta sobre la pintura adecuada para aplicar, especialmente en paredes porosas.

-Pinta la habitación: Piensa en cómo quieres pintar la habitación, si usas un sólo color, procede a pintar, pero si lo harás con dos o más colores, lo primero que tienes que hacer es distribuir la pared o paredes por zonas de pintado. Con ayuda de la cinta marcando los límites de cada color.

-Retira toda la protección: Cuando la pintura esté totalmente seca comienza a retirar con cuidado todas las protecciones que añadimos al inicio del trabajo. Hazlo con delicadeza para conseguir el acabado deseado y disfruta del resultado de tu trabajo.